preparar té

Si bien podemos hacer de la preparación del té todo un ritual, para nuestro consumo cotidiano se debe considerar tres factores principales: cantidad, temperatura del agua y tiempo de remojo